viernes, 14 de mayo de 2010

El secreto

Hay verdades y realidades que son solo para mi.
Verdades de ayer y de hoy.

En una época en la que todos disfrutan estar expuestos, yo disfruto escondiéndome.

Las mujeres tenemos la torpe tendencia a contarnos todo. Mis amigas, que son las del secundario -a pesar que egresamos hace quince años-, siguen creyendo que “todas nos tenemos que contar todo”, so pena de ser condenada como “traidora, cortada, muda, ingrata y desconsiderada” si alguien omite detalles de su vida privada –y la de su entorno-

Ingenuamente caí en esta algunas veces, y casi todas las veces me arrepentí.

Hoy veo que los secretos de mi vida me han acompañado creciendo y son testigos permanentes de mi vida. Puedo decir que les tengo cariño y afecto, y por eso no quiero que se vayan, no quiero que dejen de ser secretos, contándolos.

Hay secretos de todos colores, aromas y texturas.


Secretos rojos, algunas veces en las que creo morir por enrojecimiento de cachetes de solo imaginar que alguien puede saber un secreto “papelonezco”. Como esa vez a los 12 años, cuando hice una lista de temas de conversación “piolas” para tener de machete cuando me hablaban por teléfono algunos intentando un levante y para evitar el pánico al silencio total. (era muy tímida y tenía fobia a los silencios en las conversaciones).

Secretos blancos, cuando veces muero de pánico total, y me palpita el corazón de la culpa y la satisfacción cuando recuerdo mis “canitas al aire pirateras”. Imagino el final total de la calma que hoy tengo en mi pareja si estos secretos estallasen.

Secretos rosados, como que más de una vez tengo fantasías con mi jefe o con el marido de una amiga. No sexuales precisamente, pero si más de una vez secretamente pienso –como en las pelis románticas - que podríamos “estar realmente hechos el uno para el otro.”

Secreto patético, que trato de intentar perrear como Emilia Atias frente al espejo mientras grito “rakatá, rakatá si se me pega voy a darle…”; pero delante de gente sigo sosteniendo con seriedad que no escucho otra cosa que rock nacional de los ’80.

Un secreto colorinche, es este blog. Me escondo para que nadie sepa que escribo y leo en la web. Borro el historial, las cookies y cuanta evidencia pueda existir. Y lo disfruto con adrenalina. Es mi secreto, y también lo es el tiempo que me dedico a leerlos a ustedes.

Será obviedad, pero cada vez más vuelvo a comprobar que la única forma que un secreto siga siéndolo, es no contarlo.

5 comentarios:

El Dc Felipe y YO dijo...

jajaja, a eso iba a ir YO
si esta en la web deja de ser un secreto :S
Yo pienso que solo exite secreto cuando hay algo q no puede ser contado porq hay alguien q no puede escucharlo!!

Yo soy reservado, pero no tengo secretos, porq no hay un alguien que no pueda oir algo que hice en el pasado!!

Besos vic
BUen finde

Psicologa con problemas dijo...

shhh quedate tranqui, y si seguís recondanro tendrás un arco iris de secreto!

tucuMALA

mai dijo...

qe lindo post !!

secretos ?!?! pocos ... pero soy súper reservada , confío mucho en mis amigas pero casi no hablo de lo que me pasa , de lo que acontece en mi casa y esas cosas , simplemente porque no me sale , no es mi estilo andar hablando mucho de mí

ahh y el blog , todo un tema !! nadie de mi entorno lo lee , aunqe saben qe tengo uno , porqe nunca lo compartí con ellos ... una cosa es una cosa , y otra cosa es otra cosa ;)


besooo señorita !!

Victorica dijo...

Doc,esta en la web pero ustedes no saben del todo quien soy yo, entonces le falta la mitad de la historia!!

Psico, no deje de avisarme si mi diagnostico es grave y tengo mal pronostico, con esta mezcla de fantasías y represión!

Hola MAI! Yo tampoco hablo de mi al igual que uste. Sera por eso que nos entretenemos escribiendo?

Toori. dijo...

Qué tal? Soy una perdida que va de blog en blog en blog en blog, y que aparece de vez en cuando en uno que realmente le encanta, comenta, y patéticamente se siente feliz al ver que alguien al fin piensa igual que yo. Después de haberme leído casi entero todo tu blog me dieron ganas de escribir más. En realidad acabo de empezar, no tengo ni post y medio, pero es como que el blog me sirve de descarga, puedo sacar lo que tengo adentro, como vos lo haces, por ejemplo contando tus secretos. Como vos decis, los secretos son secretos, no se cuentan. Soy una persona reservada, salvo con mis dos almas gemelas, mis hermanas, mis dos mejores amigas. Ellas me conocen mejor que yo a mí misma, y siempre tienen la posta de todo. Pero sin embargo, hay secretos que nunca van a dejar de serlo. También soy miestriosa, viste? Aja ja. Y también hago todo al revés. Me presento (esto debería ir al principio): Victoria, Tori para todos. Fue un gusto leer tu blog, voy a seguir leyéndolo, ya te tomé como modelo de incentivo para escribir:)